ESP
lunes, 20 de noviembre de 2017
El estilo salesiano
Visitas 1
- Por: webmaster
Nuestros alumnos, protagonistas de nuestra labor.

           

En nuestra acción educativa tenemos en cuenta un principio básico: el alumno, la alumna, es sujeto de la propia formación, necesita ayuda y apoyo en su proceso formativo, interviene activamente de acuerdo con las exigencias propias de la edad y asume gradualmente responsabilidades y niveles de participación proporcionados a su capacidad y madurez.

 

 

La participación de los alumnos y alumnas en la vida escolar se realiza mediante:

 

 

-La expresión de intereses e inquietudes a través de la relación educativa que tienen más a su alcance: tutores, profesores.

 

-El intercambio de puntos de vista con las y los educadores sobre la marcha de la propia clase, etapa, así como de los acontecimientos de su entorno.

 

-La asunción de responsabilidades en la dinámica propia del aula: aspectos materiales, personales, procesos de aprendizaje, didáctica.

 

-La organización de grupos y asociaciones con el objetivo de canalizar opiniones, promover actividades, proponer acuerdos, tomar decisiones, asumir compromisos, evaluar realizaciones ...

 

-La participación directa, o por delegación, en los órganos colegiados de animación y gobierno para elaborar, realizar y evaluar el proyecto Educativo del centro, proponer iniciativas, colaborar en la toma de decisiones, compartir responsabilidades.

Dosatic S.L. © 2017
Site desarrollado por DYNAMO 3.5

Política de Privacidad